Nadie conoce la santidad de Dios excepto su Esposa la Espíritu Santa que lo escudriña todo

El tiempo de cumplir el primer mandamiento con promesa llegó honrando a nuestros Padres eternos y solo a través de Dios Madre Lisbet, sabemos que Dios fué manifestado en carne. Hermanos santos y fieles, naciones todas, ya disponible la cita de hoy de nuestra Madre Cristo Lisbet. !Amén Aleluya.