Cristo Lisbet dice: Yo no he venido a condenar a nadie, sino a salvarlos de ustedes mismos

La promesa se ha cumplido en Cristo Lisbet, el Mesías que llegó para quedarse para siempre entre su pueblo; el misterio de Dios el Padre y de Cristo se ha aclarado, prometiéndo Dios vida eterna a todo aquel que crea en su Cristo; que ha venido en el orden de Melquisedec, es por eso que ya estamos viviendo la inmortalidad porque tenemos puestos los ojos en Cristo Lisbet unigénita Esposa de Dios Melquisedec y Madre de los espíritus. Invitación a todos nuestros hermanos nazareos y audiencia mundial a escuchar y compartir las producciones ya subidas en su franja. Bloques del maná del día Domingo 25, programas de media hora del mismo tema, “Fin De Año 2016”, y la cita de nuestra Madre del día de hoy. Y recuerde las cosas viejas pasaron, he aquí todas son hechas nuevas en Cristo Lisbet. !Amén Aleluya!.